Acabas de llegar... pasa...

Este blog surge para compartir y comentar... para evolucionar,
explorar e investigar a través de las palabras.

Estás invitad@.


jueves, 18 de diciembre de 2008

Dormitorio

No me atrevo a explicarte el dormitorio.
Quizá porque su vida es efímera
y profunda.

A veces te lo cuento
narrándote otra historia,
atentos tus oídos
me sonríen.

A veces te lo explico con miradas,
ávidos tus ojos se entrecierran,
me agarran.

Al final te lo resumo en unos gestos,
te lo anoto en la piel
y nos dormimos.

6 comentarios:

Aldabra dijo...

el tono infantil en el modo de contar hace que los protagonistas del poema me parezcan más cercanos, más humanos...

un besito.

TOROSALVAJE dijo...

El resumen parece perfecto.

Saludos.

Silvia dijo...

Me encanta tu blog. Te visitaré más dias. Un abrazo

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Al final, casi siempre, unos gestos, una caricia, una mirada son siempre más precisos que mil palabras.

¿Será porque estamos acostumbrados a mentir?, ¿Será porque estamos acostumbrados a que de nuestros labios no salgan las palabras que verdaderamente pensamos?

Sin embargo los ojos, nuestras manos aun no pueden mentir...Aun.

Besos y un abrazo bambú blanco.

Bambú Blanco dijo...

Hola a todos:

No os he podido contestar porque he estado fuera en estas fechas. Os doy las gracias por vuestros comentarios. Felices Fiestas!!! Aldabra, Torosalvaje, Silvia y el Sueño de Genji!!!

Anónimo dijo...

Vengo siempre que puedo y te recomiendo, cada día son más maduras, intensas, hermosas...felicidades, nena, tú vales mucho...ahora Manel no llora ni se queda dormido al leerte como la primera vez que te visité pero sigues teniendo magia...