Acabas de llegar... pasa...

Este blog surge para compartir y comentar... para evolucionar,
explorar e investigar a través de las palabras.

Estás invitad@.


viernes, 22 de enero de 2010

Brunilda


Soy una guerrera.
En mi apasionamiento
gano y pierdo batallas.

Lucho por mi vida
con todas mis armas,
con todas mis fuerzas.

Contigo
me quité la armadura.
Duermo a tu lado
junto a una hoguera.

Por la noche,
en cálidos sueños,
despierto…

tengo necesidad de tocar mi escudo.

Imagen tomada de http:// mitnal.blogspot.com

12 comentarios:

Belén dijo...

Te la quitaste por un hombre?

Valiente...

Besicos

TORO SALVAJE dijo...

Una guerrera con dosis de ternura.

Besos.

josin dijo...

El verdadero amor amansa a las fieras y hace que estas bajen la guardia, que bonito es le quieran a uno asi, que la otra persona se desnude ante ti quitando su coraza para volverse vulnerable pero a la vez más fuerte.
Viva el amor y viva su escritora.
Un biquiño.

Silvia dijo...

El amor vence hasta al más fiero guerrero. Muy bello. Un abrazo

Cesc dijo...

El carácter de una guerrera siempre permanece, aún y cuando tenga la guardia baja.

Aldabra dijo...

este poema, si bien guarda tu estilo, es diferente a tus otros poemas anteriores, al menos a mí me lo parece, no sé que tiene qué hace que lo perciba así.

debe ser por las palabras empleadas y el tema: guerrera, escudo, batallas...

está bien expresado el enfrentamiento, los contrastes... y me encanta el final.

biquiños,

Anónimo dijo...

Creo que hay más gente interesada en tocar tu escudo.
Vaya éxito que tienes.
Mi enhorabuena bambu blanco.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

O la vida nos hace fieros o fieros somos y la vida nos calma...¡Qué cada uno se quede con lo que mejor le venga a su historia!.

La armadura es pesada. Yelmo, coraza, muñequeras, grebas...Su protección se convierte en carga pero a la larga, con el uso el yelmo se hace cabellera...la coraza huesos piel y alma...Parte de nosotros, de día y de noche. Deshacernos de ella es imposible, la echamos de menos, desconfianza tal vez sea la palabra. Pero yo más bien diría que se trata de prevención sensata.

El Jugador dijo...

A mi me ha gustado mucho. SÍ a las mujeres guerreras...

mariola dijo...

Si bien en clase no vi muy bien el final, ahora lo veo muy claro y me gusta, las mujeres guerreras nunca bajan la guardia.La imagen ayuda al texto.Bicos.

MARGA dijo...

SER UN LUCHADOR O UNA LUCHADORA ES UNA HERRAMIENTA IMPRESCINDIBLE EN ESTA VIDA, PERO ES AUN MÁS IMPORTANTE. AMAR Y SER AMADO

¡¡¡¡¡¡¡¡SIGUE ASI !!!!!!!!!!!

MARGA

Anónimo dijo...

SER UN LUCHADOR O UNA LUCHADORA ES UNA HERRAMIENTA IMPRESCINDIBLE EN ESTA VIDA, PERO ES AUN MÁS IMPORTANTE, AMAR Y SER AMADO.

¡¡¡¡SIGUE ASI !!!!!

MARGA ¡¡¡¡ VIVA MI CUÑADA!!!! ¡¡¡VALE UN MONTON !!!!